No hay vacas moradas…

Para inaugurar la sección de viajes, TRAVEL, qué mejor que empezar con las últimas minivacaciones que he tenido. Hace un par de semanitas pillé tres días en el trabajo para hacerme una escapadita para esquiar, nada más y nada menos que en Suiza. Desde siempre me ha gustado la nieve y este deporte, y siendo poco modesta no se me da nada mal xD. Pues bien, después de haber visto muchas estaciones españolas, y de conocer palmo a palmo Sierra Nevada, mi casa por llamarlo de alguna manera, he de decir que el paraíso blanco de los Alpes no tiene igual. Ni punto de comparación en longitud, vistas, pistas, remontes, bosques y demás. Lo único a favor de España, lo de siempre, el sol jejej

champery-swiss

La estación a la que fuimos esta vez fue la de Portes du Soleil, una de las más grandes del mundo, con más de 650 km de pistas esquiables, increíble. Nos alojamos en casa de un familiar en el pueblecito de Champery, un rincón con cientos de casitas de madera oscura enclavado en mitad de un valle rodeado de espesos bosques. Además, esta población tiene dos accesos directos a la estación en dos grandes vías de acceso a la montaña, un remonte para seis y una espectacular cabina para 125 personas. El paisaje que se divisa desde este último, como podéis ver en  las fotos, es impresionante. Me han dicho que, en verano, el entorno es casi más bonito, pero hasta que no lo vea no me lo creo 😉

champery-2013

portes_soleil

Nos hizo muy mal tiempo, pero los ratitos de esquí fueron inolvidables. Cientos de pistas que se pierden a lo lejos, remontes que escalan montañas que ni siquiera llegas a ver y, sobre todo, un sitio que nos gustó especialmente, Avoriaz, una vez superada la frontera francesa (por arriba, sí). Había escuchado que existen sitios así en Europa, pero no había visto nada parecido en mi vida. Un pueblo con (casi) rascacielos de madera enclavado en los alto de una montaña y difícilmente accesible en coche. Sus calles no tienen asfalto, o más bien lo tienen bajo una capa de varios metros de nieve. La gente sale directamente con esquís del portal a comprar el pan, a tomar algo con los amigos en sus decenas de terrazas o a un recién abierto y gigante spa. Los taxis del pueblo no son como en le resto de sitios. O bien son una especie de huevos preparados para la nieve o directamente carricoches tirados por preciosos caballos percherones, con melenas dignas de un anuncio de Pantene.

Avoriaz_2013

No tengo palabras para describir lo bonito del lugar, pero sí para lo bien que se come. Y mucho más barato que en Suiza. Menudos palos nos pegaban en el país alpino, sólo diré que el kilo de pollo lo llegamos a ver a 38 CHF (30 euros) el kilo, por no hablar del pescado o las verduras. El chocolate, eso sí, era baratillo. Menos mal jajaj. Una vez pasabas la frontera en lo alto de una montaña, y te metías en cualquier bar de la estación, los precios bajaban, y mucho. Y eso que Francia es ya de por si caro para los españoles. Volviendo ala comida, os dejo un par de fotos del homenaje que nos dimos mi hermana, su novio, el mío y una servidora.

avoriaz_restaurant

Y poca cosa más que contaros, salvo que solo pudimos esquiar dos días de los tres que en principio lo íbamos a hacer. Mi señor novio tuvo un percance de los buenos con una caída al final de uno de los días y se ha fracturado el hombro por dos sitios… Le tuvieron que rescatar en moto de nieve y después evacuarlo a un hospital en helicóptero, como en las películas. Menos mal que pagamos seguro esos días y no tuvimos que pagar los miles de euros… Como homenaje al “lisiado”, dejo aquí documento gráfico del rescate y su radiografía jajaja, me va a matar:

radio

Total, que me encantó el viaje, el país y su naturaleza, lo bien que lo pasamos pese al trompazo, pero me he vuelto con ganas de ver… las famosas vacas moradas de Milka! jajaja Hasta la próxima!

Anuncios

7 Respuestas a “No hay vacas moradas…

  1. Suiza es preciosa y los Alpes en toda su extensión… son fantásticos!!
    En invierno no he podido ir (de momento, jeje) pero en verano he ido varios años, y puedo afirmar: He visto la vaca morada de Milka!!! Tamaño gigante y volaba!!! si, si, estaba amarrada con una cuerda pero la vi!! Lo del helicóptero, también he pasado por un rescate, en mi caso fue desde un refugio a más de 3.500metros de altitud. Eso sí, vi el amanecer desde el helicóptero. Un paisaje maravilloso 😉
    Un besazo y gracias por seguir mi blog, http://blogmaspersonal.com,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s